Mundial Sudáfrica. Grupo G: Brasil 2 – Corea del Norte 1

Brasil: Julio César, Maicon, Juan, Lúcio, Michel Bastos; Gilberto Silva (m.84, Ramires), Felipe Melo, Elano (m.68, Daniel Alves); Kaká (m.78, Nilmar); Robinho y Luis Fabiano. Seleccionador: Dunga.

Corea del Norte: Ri Myong Guk; Cha Jong Hyok, Pak Chol Jin, Ri Jun Il, Pak Nam Chol, Ri Wang Chon; Mun In Guk (m.81, Kim Kum Il), Hong Yong Jo, An Yong Hak, Ji Yun Nam; y Jong Tae Se. Seleccionador: Kim Jong Hun.

Goles: 1-0, m.55: Maicon. 2-0, m.78: Elano. 2-1, m.89: Ji Yun Nan.

Árbitro: el húngaro Viktor Kassai (HUN).

brasil

Maicon se bastó para derrotar a Corea del Norte en el debut mundialista de Brasil. El partido fue un monólogo de Maicon, un alivio para su equipo, muy parado, y una tortura para los muchachos del Kim Jong Hun, demasiado ingenuos, sobre todo su portero, que se comió el tiro con efecto desde la banda del lateral derecho de la canarinha. Harto de que ningún volante ni delantero pusiera punto y final a sus jugadas, Maicon decidió resolver por su cuenta con un remate sorprendente para el guardameta, superado por su palo, convencido de que se imponía un centro y no un chut.

Los goles brasileños fueron dos detalles exquisitos, propios de una selección que siempre tuvo muy buenos artistas, aunque tiene ahora mismo un problema de jerarquía en la cancha. No hay un jugador franquicia capaz de responder a las exigencias de un pentacampeón. Parece un equipo tan socializado, pendiente siempre del juego coral y de las instrucciones de Dunga, que ha perdido creatividad y desequilibrio. Kaká, de nuevo sustituido, todavía no está en forma y a Robinho le costó encontrar socios para generar situaciones de superioridad, de manera que recurrió a sus conocidas biciclestas y gestos técnicos vengan o no a cuento. Hubo ratos en que Brasil pareció un futbolín de tan parado como se quedó en el campo, previsible, sin desmarques ni rupturas, fácil de defender para los muchachos de Kim Jong-Hun, cada vez más animados, nunca acomplejados.

Publicado en Sin categoría