Neptuno vuelve a ser rojiblanco

neptuno

Por fín, muchos miles de atléticos pudieron celebrar, 14 años después del doblete, con su “dios” Neptuno un nuevo triunfo del Atlético de Madrid: Campéon de la Liga Europa, la copa de la UEFA de toda la vida.

Se impuso en la final a un inexplicable finalista, el Fulhan, en un partido sin historia (2-1) en el que fue necesario jugar una prórroga por los crónicos errores defensivos del equipo español y los nervios de algunos jugadores que impidieron que la evidente superior calidad del equipo colchonero se reflejara en el tiempo reglamentario.

copa

Evidentemente el triunfo es de todo el equipo pero creo que hay que destacar especialmente a tres miembros sin los que, estoy seguro, esta copa no se hubiera conseguido. En primer lugar al entrenador, Quique Sánchez Flores, que ha sabido sacar el máximo provecho de una plantilla justa y descompensada (un ataque de lujo, un medio del campo insuficiente y una defensa de pena).

Se dice que los grandes jugadores deben aparecer en los grandes momentos, y así lo han hecho los dos que merecen mención especial: el Kun Agüero y, sobre todo y especialmente, Diego Forlán: este ¡¡”URUGUAYO”!! es de los mejores delanteros del mundo y, además, un gran tipo.

forlan

Publicado en Sin categoría