Terrorismo en la Copa de África

equipo_togoLlamentable, condenable y terrible lo sucedido hace algunas horas en la previa de la Copa de África de Naciones: la selección de Togo fue ametrallada por separatistas angoleños cuando su autobús cruzaba la frontera entre Congo y Angola, donde se disputará el máximo torneo africano. El conductor del vehículo murió a causa de los disparos, y las informaciones hablan de siete heridos más entre ellos dos jugadores (el portero del Pontivy, Kodjovi Obilale y el defensa del Vaslui, Serge Akakpo).

El hecho sucedió cuando el transporte se disponía a cruzar la frontera para ingresar en Cabinda, una de las cuatro sedes de la Copa África.

El Comité Organizador de la Copa de África de Futbol (COCAN) prácticamente ha responsaqbilizado al equipo agredido al manifestar que este se desplazaba en autobús sin comunicárselo, además de ser un medio de transporte totalmente prohibido por la organización.

Seguramente haya sido un error el organizar una competición con gran repercusión internacional en un lugar peligroso donde la seguridad no está garantizada. Pero es mucho más grave el persistir en llevar a cabo el torneo. Suponiendo que no vuelva a ocurrir ningún otro incidente, y ojalá así sea, la competición ya queda desvirtuada, contaminada y viciada. Desde luego, la selección de Togo, si es que no se retira, va a jugar, además de con bajas, con miedo, con el recuerdo del espanto vivido y el temor a otro episodio. Y en el resto de equipos supongo que también cundirá el resquemor de lo que pueda pasar.

No creo que este sea el marco ideal para la disputa de un evento deportivo. Pero como la decisión corresponde a organismos que tienen más que ver con la política que con el deporte, la sinrazón está asegurada -salvo rebelión-.

Ya lo dijo Jardiel Poncela: ” El que no se atreve a ser inteligente, se hace político”.

Publicado en Sin categoría