Motociclismo: Moto2 sustituye a los 250cc.

MUNDIAL_MOTOCICLISMO_250_CC

A partir de 2010, los únicos motores de dos tiempos compitiendo en el Campeonato del Mundo serán los de 125cc. Este tipo de tecnología está condenada a la desaparición en la industria de la motocicleta por razones medio ambientales y los grandes premios se están adaptando a tal realidad. Si 500cc dejó paso a MotoGP, ahora 250cc desaparece en favor de Moto2.
Y la nueva categoría llega en una coyuntura general que obliga a ajustar al máximo los presupuestos. Por este motivo, Dorna (promotor del certamen) y la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) decidieron unificar mucha de la tecnología de las motocicletas, lo que abarata los costes de desarrollo. Aunque las Moto2 siguen siendo prototipos, el motor será único facilitado a todos los equipos por Honda, mientras que la electrónica completa estará controlada por los promotores y los neumáticos también serán monomarca de la mano de Dunlop.
La principal variedad técnica entre los diferentes equipos estará en la parte ciclo, en el chasis y las suspensiones. La categoría ha reclamado la atención de constructores e ingenierías de toda Europa, entre ellos algunos españoles, que han desarrollado bastidores capaces de alojar el motor japonés. En este aspecto existe libertad absoluta de diseño y evolución, por lo que puede convertirse en la clave para la competitividad de las diferentes motos.
Dos propulsores por cada moto
En la misma línea de austeridad, el reglamento de la nueva categoría de Moto2 prevé que cada piloto pueda disponer de una única moto en su box, al igual que ya ocurre en la categoría de 125cc (por tanto, sólo las estrellas de MotoGP podrán contar con dos máquinas). Lo que sí que podrán tener serán dos propulsores, en previsión de que las posibles averías no compliquen el trabajo de los equipos. Del mismo modo, estarán prohibidos los frenos de carbono y se publicará una lista de materiales que tampoco se podrán utilizar en ninguna pieza a causa de su elevado precio.

Publicado en Sin categoría