Anelka expulsado de la selección por insultar al entrenador

La selección francesa es un polvorín. Está al borde de la eliminación en la primera fase del Mundial de Sudáfrica, Zidane arengó a los seleccionados contra el entrenador Domenech al que no considera como tal, el ambiente entre los jugadores es muy tenso y, para colmo, su delantero Anelka ha sido expulsado de la selección por Domenech al reprocharle este su mal juego en la primera mitad ante México, a lo que el jugador respondió: “vete a tomar por culo, sucio hijo de puta”.

Vestuario_rebelde

El asunto ha montado tal revuelo que no sólo la Federación francesa, sino el mismçisimo Gobierno de la República ha tomado cartas en el asunto. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha tachado de “inaceptable” el altercado protagonizado por Anelka. Por la mañana, la ministra de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, ha emitido un comunicado en el que llama a los jugadores a mantener “la dignidad”. La nota, muy seca, dice: “La gran presión que pesa sobre les bleus no es excusa para equivocaciones. Los jugadores deben recordar que portan los colores de Francia y que son considerados modelos por muchos jóvenes. Eso les obliga a la contención y a la dignidad”.

El estallido de Anelka no es sino un síntoma más de una selección en descomposición, que no ha encontrado recambio a la generación que la llevó a la gloria con la victoria en el Mundial de 1998, conseguida a lomos del mejor Zidane. La final del campeonato del Mundo de Alemania, perdida ante Francia, fue el canto de cisne de Francia, embarrado por el célebre cabezazo de Zidane a Materazzi en el que supuso el último partido del gran mediocampista francés. Las imágenes de Zidane saliendo del campo expulsado junto a la Copa que minutos después levantó Italia eran algo más que una coincidencia.

Lo cierto es que Francia vive desnortada, esperando a un seleccionador nuevo, Laurent Blanc, que firmó para el cargo poco antes de que comenzara un Mundial en el que el técnico es Domenech. Poca autoridad por tanto le ha de quedar a este. El juego de la selección fue pobrísimo antes del Mundial -baste recordar que Francia se clasificó para el Mundial en una repesca ante Irlanda que debió perder y que sólo sacó adelante gracias a una mano de Henry que sólo el árbitro no vio- y en Sudáfrica, no ha sido capaz de marcar un gol en dos partidos y está a un paso de volver a casa.

Menéame Meneame
Deja tu opinión
Todos los campos son de relleno obligatorio.
Cualquier comentario malsonante o irrespetuoso será eliminado. Ver más Consejos de publicación.
Puede que tu comentario tarde un poquito en publicarse, es debido a la caché de la página.