Mundial 2010. Grupo B: Argentina 4 – Corea del Sur 1

4. Argentina: Romero; Jonás Gutiérrez, Martín Demichelis, Walter Samuel (Nicolás Burdisso, m.23), Gabriel Heinze; Javier Mascherano, Maxi Rodríguez, Ángel Di María; Lionel Messi, Carlos Tévez (Sergio Agüero, m.75), Gonzalo Higuaín (Mario Bolatti, m.83)

1. Corea del Sur: Jung Sung-ryong; Oh Beom Seok, Cho Yong Hyung, Lee Jung Soo, Lee Young Pyo; Ki Sung Yueng (Kim Nam Il, m.46), Kim Jung Woo; Lee Chung Yong, Park Ji Sung, Yeom Ki Hun; Park Chu Young (Lee Dong Gook, m.81)

Goles: 1-0, m.17: Park Chu Yueng en propia puerta tras una falta sacada por Messi; 2-0, m.33: Higuaín de cabeza; 2-1, m.45: Lee Chung Yong; 3-1, m.76: Higuaín; 4-1, m.80: Higuaín

Árbitro:
Frank de Bleeckere (BEL), amonestó a los surcoreanos Yeom Ki Hun y Lee Chung Yong y a los argentinos Jonás Gutiérrez, Javier Mascherano y Gabriel Heinze.

Incidencias: Partido de la primera fase del Mundial de Sudáfrica disputado en el Soccer City de Johannesburgo ante 82.174 espectadores.

messi-higuain

Argentina dio un golpe de autoridad en el Mundial 2010, después de sumar su segunda victoria consecutiva, esta vez por 4-1 a Corea del Sur y con un gran fútbol, lo que le vale para asegurarse prácticamente el pase a octavos de final.

El equipo de Maradona demostró que sí que sabe dar buena imagen, aparte de sacar resultados positivos, y guiado de la mano de Leo Messi y de los goles de Gonzalo Higuaín (primer hat-trick de este Mundial) demostró que este equipo es firme candidato al título. Pese a todo, la albiceleste sigue demostrando tener problemas tácticos y defensivos, algo que supo compensar en esta ocasión con goles.

El dominio fue de principio a fin para los argentinos, que demostraron ser ambiciosos y ofensivos, algo contra lo que no pudieron luchar los coreanos. Así, las faltas fueron las únicas armas para frenar el juego de los sudamericanos.

Pese al monólogo inicial, el primer tanto llegaría en propia puerta de los coreanos por medio de Park Chu Young, a los 17 minutos, tras una falta sacada al área por Messi y que rebotó en el centrocampista asiático.

El segundo no tardaría en llegar, esta vez en jugada, cuando un centro de Maxi, lo peinó Burdisso -que salió a sustituir a un lesionado Samuel- y acabó marcando Higuaín de un buen cabezazo al borde del fuera de juego.

Pero el sosiego argentino se rompió en el descuento del primer tiempo, cuando un error de Demichelis acercó a los surcoreanos en el marcador. Un balón largo del portero fue peinado por Park Chu-Young y mal controlado por el central argentino acabó en los pies de Park Chu-Young que batió a Romero. El gol ponía el empate al alcance de Corea del Sur y eso alentó a los asiáticos a buscarlo.

El avance coreano dejó espacios en la defensa. Maradona lo vio y dio entrada al veloz Agüero en sustitución de Tévez. De la aceleración argentina se aprovechó Higuaín para lograr otros dos goles.